miércoles, 28 de mayo de 2014

El caza parásito: McDonnell XF-85 "GOBLIN".

El McDonnell XF-85 "Goblin" fue diseñado para cumplir un requerimiento de la USAAF para un caza de escolta "parásito" monoplaza que pudiera ser transportado por un gran bombardero. En marzo de 1947 se solicitó el desarrollo de dos prototipos. El producto final fue enteramente el resultado de las restricciones de diseño, las cuales requerían que pudiera alojarse en la bahía de bombas de un Convair B-36 (aunque primero fue probado en un B-29). El B-36 estaba destinado a ser la nave madre, transportando hasta tres Goblins.
Un fuselaje pequeño y corto fue equipado con un juego de alas media/baja, plegables, en flecha, de 6,44 m de envergadura. Estaba motorizado por el turborreactor Westinghouse J34-WE-7 de 1.400 kgf de empuje. No poseía tren de aterrizaje, con excepción de unos patines para emergencias.

Estaba pensado que el caza regresara a la nave nodriza acoplándose a un trapecio por medio de un gancho retráctil.