miércoles, 3 de diciembre de 2014

Los "Monstruos del Mar Caspio":


Tras construir algunos prototipos, en 1966 se fabrica el ekranoplano KM. Los servicios de inteligencia occidentales, en estado de confusión e incapaces de averiguar la auténtica naturaleza del ekranoplano, dieron en llamar a estos objetos enormes y muy rápidos "Monstruos del Mar Caspio", ya que ésta era la región donde hacían sus evoluciones.

El avión pesaba 544 toneladas, medía 106 metros de longitud, 42m. de envergadura y era capaz de superar los 400 km/h. Sus diez motores Dobryin VD-7 de 98KN cada uno, lo elevaban más de 30 centímetros sobre el agua pero no podía elevarse a más de 3 metros por riesgo a estrellarse. Podía hacer frente a olas de más de 5 metros sin ningún problema y se construyó para que sirviera como laboratorio volante para los científicos hasta 1980. Sin embargo el KM desaparecería en un accidente.

Tras una ráfaga de viento que desestabilizó al aparato, el piloto, desobedeciendo las consignas de pilotaje del ekranoplano que le aconsejaban aproximarse a la superficie en caso de algún problema, optó, como habría hecho en el caso de tratarse de un avión convencional, por elevarse, el ekranoplano entonces pierde sustentación y se estrella contra el agua. Actualmente, el constructor aeronáutico Boeing, con su Proyecto Pelican, pretende construir un nuevo ekranoplano que sería la aeronave más grande jamás construida, casi duplica las dimensiones del actual poseedor del título, el Antonov An-225 "Mriya". El ejército estadounidense está muy interesado en el proyecto dado su posible uso como un medio de transporte rápido de tropas y material militar a través de los océanos Pacífico y Atlántico.