lunes, 15 de marzo de 2010

Un mirada al Ejército del Aire Español (E.d.A.).


No podía olvidar a nuestro Ejército del Aire en éste espacio, primero por su dilatada historia y después por su profesionalidad. Desde su nacimiento hasta hoy, ha sido admirable y digna de mención su vocación hacia la Nación que representa y defiende con orgullo. Sea éste mi  reconocimiento a todos los que, en un momento de su vida, sirvieron bajo sus alas.
Dicen que "una imagen vale más que mil palabras", no he querido renunciar al tópico:




Y que mejor exponente de admiración que la Epopeya del "Plus Ultra", digno ejemplo del compromiso, desde el principio, con nuestro País.

EL VUELO DEL "PLUS ULTRA":


Despegó el 22 de enero de 1926 frente a La Rábida en Palos de la Frontera (Huelva).
Los cuatro tripulantes del hidroavión fueron el comandante Ramón Franco, el capitán Julio Ruiz de Alda, el teniente de navío Juan Manuel Durán y el mecánico Pablo Rada, todos ellos españoles.
El "Plus Ultra", era un Dornier Wal (Ballena, en alemán), que fué reconocido como el avión más importante diseñado por el alemán Dornier a principios de la década del 20. Este hidroavión, fue el más avanzado de los de su tipo. El amplio casco de doble pendiente, totalmente metálico, incorporaba flotadores de sección aerodinámica para darle mayor estabilidad en el agua. La planta motriz consistía en dos motores en tándem sobre la sección central alar, que accionaba una hélice tractora y otra impulsora. El piloto y copiloto estaban sentados lado a lado, al descubierto, teniendo detrás de ellos la radio. Este prototipo voló por primera vez el 6 de noviembre de 1922, en Marina de Pisa (Italia), donde se construyó, al no tener Alemania permiso para realizarlos por restricciones del tratado de Versailles.

Especificaciones técnicas:
Hidroavión Dornier, diseño alemán
Dos motores ingleses Napier "Lion", de 450 h. p.
Envergadura: 22,50 m
Ancho de alas: 4,5 metros
Superficie de alas: 96 metros cuadrados
Longitud total: 17,25 m
Altura máxima: 4,80 m
Peso normal: 2.500 kgs.
Peso total para vuelo (con tripulantes y combustible): 7.000 kgs.
Velocidad máxima que podía desarrollar con los dos motores: 200 Kms/h
Velocidad normal: 180 Kms/h
Velocidad comercial (la más económica): 170 Kms/h.
Velocidad de navegación en mar llana: 30 millas/h.
Radio de acción o autonomía: 3.000 Kms.
Altura de vuelo: 450 metros.
Combustible: Gasolina y benzol.
Construido en Pisa (Italia), entre junio y noviembre de 1925.
Dotación: Llevaba, entre otros elementos, altímetro, cuentamillas, brújula, sextante, derivómetro, radiogonómetro, tablas, mapas, salvavidas y máquina destiladora de agua.
Su denominación militar era W12.
Identificación telegráfica E.D.R.12
Rebautizado por Franco como Plus Ultra, lema que significa en latín "Más allá". Es la divisa de las columnas que flanquean el escudo nacional de España.
Sobre las alas y en el costado lleva escrita las siguientes letras M-M WAL, cuyo significado es:
M: Letra correspondiente a las matrículas de aviación española.
M: Distintivo de la calidad militar de la aeronave.
W: Inicial de Walfisch (Ballena), nombre que la casa alemana Dornier daba a este tipo de hidroaviones.
AL: equivale al número 12, tipo concreto del hidroavión.


La primera etapa se inicia en Palos de la Frontera en el muelle de la Calzadilla, elevándose el hidroavión frente a La Rábida en la desembocadura del río Tinto y termina en Las Palmas de Gran Canaria. La travesía dura ocho horas, al atardecer, el hidro se posa en el Puerto de la Luz. La multitud se agolpa en los muelles para aclamar a los aeronautas. El día 26, desde la bahía de Gando, despega el Plus Ultra rumbo a Porto Praia (Islas de Cabo Verde), final de la segunda etapa que dura nueve horas cincuenta minutos.
Desde las Islas de Cabo Verde (Porto Praia) a Fernando de Noronha (2305 km), hay que reducir al límite la carga del avión. El uso del radiogoniómetro, utilizado por primera vez en este tipo de vuelos, permitió a la aeronave mantenerse en la ruta correcta, sin desviaciones en la etapa más larga del recorrido. El día 31 se salvan los 540 km que separan la isla de Pernambuco, en tierra firme, y no sin peligro, pues cuando faltan más de cien kilómetros la hélice posterior se rompe y es preciso arreglarla en pleno vuelo. Ello alarga en más de una hora el tiempo previsto para la travesía.
El hidroavión partiendo de Montevideo.
En Pernambuco la tripulación descansa para realizar reparaciones. El 4 de febrero se llega hasta Río de Janeiro (Brasil) (2.100 km) en doce horas y quince minutos. El recibimiento tributado a los aviadores fue apoteósico. El día 9, Montevideo, al día siguiente, Franco, Ruiz de Alda, Durán y Rada llegan a Buenos Aires entre aclamaciones de muchedumbres de argentinos y españoles, que lloran, gritan y vitorean a España.
La llegada de los españoles se recordará durante mucho tiempo. Los grandes diarios porteños exaltaron la hazaña del piloto Franco y sus compañeros como algo que enorgullecía a toda la estirpe iberoamericana

fuentes:
Wikipedia
The Aircraft Encyclopedia
Flugzeuginfo.net
Youtube