martes, 9 de noviembre de 2010

Allá arriba, sólos con el viento: Los Planeadores "Gliders". (Vuelo sin Motor).


Reconozco que siempre me han entusiasmado éste tipo de Aviones, sus características y sus técnicas de vuelo y navegación. Desgraciadamente no soy un erudíto del tema, pero me apasiona y admiro éste deporte aéreo, al menos está clasificado así, como deporte. Una de mis aficiones, desde hace muchos años y junto con la Aviación, es el Modelismo en todas sus facétas incluido el Naval, sí, ése que partes de unos planos reales a escala, un montón de maderas de diversas calidades, en listónes, en plánchas, las correspondientes herramientas, adhesivos, paciencia, estudio y tiempo, sobre todo ésto último, tiempo. Te encierras en tu taller y ése tiempo pasa raúdo, no te dás cuenta, pero la satisfaccción de ver poco a poco como va tomando forma el modelo, exactamente igual que los planos, algunos de los cuales editados para la construcción real de hace Síglos, no tiene parangón ni recompensa.
No es nada extraño que cualquiera de éstos Navíos me lleve en su construcción año y medio o más, dedicándole casi todo el tiempo libre de que dispones, es apasionante.
Pero me estoy desviando del tema, quizás algún día dedique un espacio a ésta gratificante actividad.
Todo lo anteriormente comentado viene a cuento por que que tengo encima de mi mesa de trabajo, sobre mi cabeza y colgado del techo una avioneta Piper Cub , realizada en madera, de los de RC, pero que no terminé de forrarlo, me gustó como quedaba sin cubrir la estructura, con la madera al aire (40 ctms. de largo x 60 ctms. de envergadura).
No he querido dejar de mencionar a los Planeadores (Gliders) en "El Sitio", aunque sea como una breve referencia, primero por sus características de vuelo, su especial construcción y por que envidio a los que se elevan con uno de éllos a sus mandos, así de claro. Debe ser una auténtica experiencia volar sólo con el ruido del viento, dejarte llevar durante el ascenso de térmica en térmica, debe ser algo estraordinario. Por éso y si ésta modesta aportación puede aumentar la afición a éste tipo de Aviones, me daré por satisfecho.
Aquí teneis alguno datos y un poco de historia que he podido editar, espero que sea amena y divulgativa.
Aunque hay numerosos precedentes de vuelo planeado se considera a Otto Lilienthal como el padre del vuelo sin motor. Sin embargo, el verdadero comienzo de este deporte se realiza en Alemania en 1920, con el primer concurso de planeadores celebrado en la Wasserkuppe. Alemania sigue siendo hoy en día el país donde más practicantes hay y donde más innovaciones técnicas se producen.







Los planeadores se lanzaban en el comienzo del deporte, en los años 20 y 30 del siglo XX, desde lo alto de una ladera ayudados por un sistema de gomas elásticas. Los veleros se elevan actualmente remolcados por un avión o por un torno, que es un motor que enrolla un cable de cientos de metros al que se une el velero y que este puede soltar al llegar a la altura deseada o a la vertical del torno. Al llegar a la altura deseada, el velero se desengancha del cable que le une al avión o al torno y prosigue su vuelo.

Un velero es una aeronave sin motor, por lo que siempre está cayendo. Por eso, en todas las modalidades del vuelo a vela se buscan masas de aire ascendentes, que hagan elevarse al velero porque suben más que lo que baja de manera natural la máquina. Un ejemplo: imaginemos un planeador que avanza a 100 km/h y cae un metro cada segundo (1 m/s), pero el piloto se las arregla para permanecer en una corriente ascendente de 5 m/s durante 60 segundos: habrá ganado 240 metros, y habrá recorrido algo más de 1,6 km.

Las modalidades básicas de vuelo a vela son el vuelo a térmica, ladera y onda de montaña. En el vuelo a térmica, corrientes térmicas producidas por el calentamiento diferencial del suelo por el Sol se elevan en la atmósfera, de tal manera que con el planeador buscamos permanecer en su interior para subir (habitualmente, girando dentro de ellas). En el vuelo de ladera, el viento que incide de manera más o menos perpendicular a una ladera se ve forzado a subir. Si la ladera tiene la suficiente dimensión y el viento está bien orientado con la fuerza suficiente, un velero situado en posición óptima puede volar apoyado en el viento sin perder altura o incluso subiendo.

Por último, la onda de montaña es un fenómeno más complejo que se produce a sotavento de cadenas montañosas sobre las que incide un fuerte viento. Este viento origina un fenómeno ondulatorio más allá de las montañas, en el que en determinadas condiciones se puede volar y alcanzar grandes alturas.
En la actualidad los límites del vuelo a vela se han extendido a fronteras inimaginables hace pocos años. Un ejemplo: el alemán Klaus Ohlmann superó la barrera de los 3.000 km en el año 2003 (un solo vuelo, de día, sin motor) con un vuelo de distancia libre usando tres puntos de viraje, en un Schempp-Hirth Nimbus 4DM. El vuelo se realizó partiendo de Chapelco, Argentina, y volando fundamentalmente en onda. Se considera el límite práctico de la tecnología actual.



* Algunos enláces para conocer más del Vuelo sin Motor

*Real Aeroclub de Toledo
*Aero Club de Ocaña
*Aero Club Nimbus
*Vuelo a Vela






Báse de dátos:
Archivos de "El Sitio".
Wikipedia
Airliners-fotos*
Youtube-Videos*
(* Sus autóres figuran en
los mísmos)